cabecerablog

Estrella Rubio

Estrella Rubio

Esta receta es fruto de muchos años, muchos, experimentando distintas versiones de crema de calabaza, buscaba algo que se saliera de lo anodino y me transmitiese alguna novedad al paladar. Creo fundamental el anisado que aporta el hinojo, bulbo fresco, con todas sus hojas y tallo y la cebolla morada frente a la blanca. 

 

Cuando te llevas la primera cucharada a la boca, el crujiente de semillas y pipas tostadas, la untuosidad de la yema de huevo poché, combinada con la cremosidad que aporta la batata, congenian de tal forma que tu cerebro, más concretamente tu hipotálamo, lo celebrará secretando una buena dosis de dopamina, guardándose una nota al dorso que le haga recordar: Esto nos gusta, hacerlo más. 

Porque también podemos exponernos a experiencias sensoriales excitantes a partir de platos caseros y vegetales, y de paso, generar un hábito que nos lleve a introducirlos de manera más cotidiana en nuestras decisiones alimentarias. 

 

Siento predilección por la calabaza, este fruto en baya me fascina. Podría comer calabaza casi de cualquier manera, pero sobre todo me gusta asada al horno.

Honrando a un cocinero del que he aprendido y disfrutado desde que lo conocí hace ya casi quince años, Yotam Ottolenghi, puedo decir que la combinación de calabaza asada con especias, frutos secos y tahini (o buena cantidad de sésamo tostado), es uno de mis platos favoritos, imprescindibles y sustanciales desde principios de septiembre hasta bien entrada la primavera. Se puede colocar sobre una base de hojas verdes y acompañar de un buen trozo de queso feta griego, un rulo de cabra francés o una buena burrata italiana. 

¿Y por qué hablo de esta otra receta si estamos con la crema? Porque podemos aprovechar recursos y tiempo. 

Paso a describir la mise en place y producción de este plato. 

Crema. Blog copia

Ingredientes

  • Media calabaza (la tipo cacahuete)
  • 1 bulbo de hinojo fresco
  • 1 patata mediana y 1 boniato más o menos pequeño
  • 2 zanahorias grandes 
  • 1 pimiento rojo grande
  • 1 cebolla morada grande
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita pequeña (cp) de pimienta blanca, de nuez moscada y jengibre en polvo
  • 1 cp de curry
  • 1 cp de hinojo en polvo
  • Semillas de sésamo blanco y negro y pipas de calabaza tostadas
  • 1 huevo campero o ecológico fresco por comensal

Elaboración

Pelar la calabaza con cuidado y con paciencia. Retirar la piel y cortarla en trozos. Aprovecha para hacer con la otra media calabaza la ensalada de calabaza asada y tahini que mencionaba al principio, no te vas a arrepentir. 

Pelar la patata, boniato, cebolla y las zanahorias y cortarlas. Lavar bien el hinojo y el pimiento rojo y trocearlos.

En una olla grande, encender el fuego, añadir un buen chorreón de aceite de oilva virgen y sofreír todo lo anterior a fuego medio durante 8-10 minutos. Condimentar con las especias y sal. Siempre es mejor echar de menos y rectificar al final. 

Añadir una cantidad de agua suficiente para cubrir, pero no más. La idea es que no sobre agua, no tengamos que desecharla y de esta manera, quede una crema más consistente y untuosa, y además no perdamos nutrientes que se desprendieron en ese agua que desechamos luego. 

Cocinar a fuego medio bajo durante 15 minutos. Pasado este tiempo, comprueba si necesita algo más de especias. 

Triturar con la batidora de mano. Crema para blog 2 copia

Un truco para que quede aún más untuosa esta crema: Mientras vas batiendo, incorpora un chorreoncito de aceite de oliva virgen y otro de leche entera o alternativa vegetal. 

Para el montaje del plato: antes de hacer el huevo poché sirve la crema en un bol individual y deja reposar. 

Prepación del huevo poché: 

Casca un huevo y ponlo en un bol pequeño.

Llena de agua un cazo pequeño, y justo antes de que llegue a ebullición, añadir un chorreoncito pequeño de vinagre, mover con una cuchara e inmediatamente añade el huevo. Retira del fuego y deja que se cocine exactamente 3 minutos. 

Saca el huevo con una espumadera y coloca sobre la crema. 

Añade unas semillas de sésamo blanco y negro, pipas de calabaza tostadas por encima, et voilà! 

Esta receta la he reinterpretado de forma libre a raíz de un plato que probé hace poco en París, en una noche de ésas que no tienes ni la menor idea de cómo acabará, ni te importa. Bastille y Oberkampf son barrios que ofrecen multitud de propuestas culturales, y también bares como éste, en los que comer es compatible con una sesión en directo de electrónica y cocteleros que amenizan el cotarro.

Y si a esto añadimos la presencia de dos amigas medulares, cuyos inicios de adultez, al igual que el mío, se forjaron en este país, la realidad nos devuelve una bocanada de aire fresco, un bálsamo entre tanta dificultad acontecida. Porque Luci ahora quiere seguir bailando, cantando y no bajar de ese taxi que nos recogió en el Canal de Saint Martin. 

Ah.. les nuits parisiennes, ça me manque fort. 

He decir que la receta original estaba increíble con el toque de aceite de avellana que yo aquí no he puesto, pero sinceramente, me quedo con esta versión freestyle más llena de color.  

Por cierto, creo fundamental que este plato sea disfrutado con buena música, pienso en Louise Attaque, que nunca deja de acompañarme en mis idas y venidas a Francia. Seguiré defendiendo que comer nunca será sólo comer, y todo lo que lo envuelve, le otorga un sentido, lo completa.

Así que, si la nostalgia de sentirte rodeada de ambiente parisino y cultura francófona te resulta insoportable, haz la maleta y sumérgete allí unos días (también sirve cualquier otro lugar en el que sientas que todo está bien, que sin saber muy bien por qué, todo encaja). Siempre puedes cocinar a la vuelta, impregnada de la ligereza que aporta viajar. 

Ingredientes para 4 personas

  • 2 boniatos grandecitos
  • 2 cebollas moradas
  • 2-3 zanahorias
  • Puñado de frutos secos (nueces, almendras, avellanas...)
  • 125g yogur griego natural
  • 100g queso feta DOP (Denominación de Origen Protegida)
  • Medio limón
  • Manojo de cilantro fresco
  • Canónigos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra (a ser posible en molinillo) y tomillo

Elaboración

Precalienta el horno a 200 ºC durante 10 mintuos.

Mientras tanto, lava muy bien los boniatos y sin quitarles la piel, córtalos en dos mitades transversales. Lava bien las zanahorias (no las cortes ni elimines la piel). Pela las cebollas, y córtalas en mitades. 

En una bandeja de horno con un papel vegetal encima, colócalo todo y hornea durante unos 12 minutos a 200ºC (la idea es que alcancen una textura blanda y tierna, pero no demasiado asados). 

Paralelamente, prepara la salsa: en un bol añade el yogur y el queso, tritura con un tenedor (no es necesario que quede totalmente homogéneo, sino que se perciban los grumos del queso), incorporar el zumo de medio limón pequeñito y muele un poco de pimienta negra y tomillo.  

Una vez asados los boniatos, zanahorias y cebollas (éstas quedarán más crujientes), déjalos reposar unos minutos, y sin apagar el horno, elimina el papel vegetal anterior y sobre la bandeja metálica coloca un buen puñado de frutos secos. Tuéstalos durante 2-3 minutos a 220ºC con mucho cuidado de que no se quemen y sácalos. 

Boniatos asados 1

 

 

Montaje del plato: 

Te recomiendo un plato bastante grande para que el impacto visual sea aun mayor. 

Sobre una base de canónigos, coloca las mitades de boniatos intercalándolas y con suficiente espacio de separación, de las zanahorias y trozos de cebolla morada. 

Añade unas cucharadas de la salsa de yogur por encima de los boniatos. 

Con el molinillo de pimienta, dale un toque por encima a todos ellos, y por último, incorpora los frutos secos aún calentitos recién tostados y unas ramitas de cilantro. 

 

Et voilá! .... Bon appétit!

   Boniatos asados 2

 

 

 

 

 

 

¿Consiste la Intolerancia a la lactosa (IL) únicamente en retirar la lactosa de la dieta? ¿Qué consejo damos a la persona que acaban de diagnosticar de IL?

¿Es la recuperación del INTESTINO el punto de partida? ¿Qué papel tiene la MICROBIOTA en todo esto?

Hablamos de antinutrientes, biodisponibilidad y ENFERMEDAD CELIACA. 

Y por supuesto de emociones y trastornos alimentarios, porque también hay mucho que hablar en las patologías digestivas. 

El estrés y otros factores emocionales pueden influir en la salud gastrointestinal. De hecho, el estrés crónico puede aumentar los síntomas de la intolerancia a la lactosa.
WhatsApp Image 2024 02 04 at 22.05.04 1 copia

La IL desde UNA MIRADA MÁS AMPLIA, que va más allá de la propia LACTOSA. 

Hace 15 años, la IL era bastante desconocida. Era poco habitual manifestar la condición de intolerante en el bar o el restaurante e incluso, entre personas cercanas, de nuestro entorno. Para muchos intolerantes, tener que dar explicaciones era un motivo de incomodidad. Casi explicaban su condición con vergüenza. Fue desde el inicio del proyecto de Nutrimente que me puse en contacto con ADILAC, porque creía necesaria la sinergia entre profesionales para dar voz a esta intolerancia.

Una entrevista del periodista Manel Torrejón para la Asociación de Intolerantes a la lactosa de España (ADILAC). 
Gracias por vuestro trabajo



   Puedes leer la entrevista completa aquí 

Los Trastornos Alimentarios (TA) son una ENFERMEDAD MENTAL GRAVE. Unas 400.000 personas en España padecen algún TA (300.000 son jóvenes de 12-24 años). 

Un TA NO es un problema con la comida, es un problema que SE REFLEJA en la comida. NO ES UNA DECISIÓN PERSONAL

Hay una urgente necesidad de investigación adicional y colaboración entre los dos campos, que durante demasiado tiempo han trabajado en paralelo, rara vez cruzándose o encontrándose. Este es el punto central del curso que impartí el pasado sábado 27 de enero en el Colegio navarro de Dietistas-Nutricionistas. Aquí puedes ver el resumen. 

Trastornos alimentarios y Obesidad. Ampliando la mirada clínica en consulta. 

Curso TA y Obesidad 1

¿Es posible tener obesidad y estar metabólicamente sano? 

¿Existe gordofobia y estigmatización en la sanidad?

2

  • La imposición de una restricción por presentar un IMC determinado, puede predisponer o perpetuar una relación con la comida y con el cuerpo de sufrimiento.
  • Es un hecho constatado que el ideal estético asocia y perpetúa fuertemente la belleza a una figura sesgada donde no tiene cabida la mayoría de la población.
  • Es urgente redefinir nuevas propuestas terapéuticas que contemplen la diversidad corporal y la complejidad de cada persona.

 

3

 

Es un verdadero disfrute hacer este tipo de formaciones en un contexto donde hay tantas ganas, tanta predisposición. Esta profesión que requiere de mucho estudio, experiencia y trabajo colaborativo. Y haber estado este fin de semana en Pamplona, me regala un regusto por esta profesión gracias a compañeras extraoridinarias. 

 

Tengo el enorme placer de presentaros el curso que impartiré para el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra CODINNA-NADNEO, que desde la Comisión de Formación del Colegio me han propuesto. 

Hay mucho de qué hablar y mi objetivo es que podamos debatir, intercambiar y reflexionar entre todas las profesionales. Un curso especialmente enfocado a nuestra responsabilidad como clínicas, ampliando la mirada y atendiendo al riesgo potencial de bidireccionalidad Obesidad-TCA, en un contexto de #gordofobia sanitaria y social

Curso: Trastornos alimentarios y Obesidad. Ampliando la mirada clínica en consulta.

ORGANIZA: Comisión de formación del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra

IMPARTE: Estrella Rubio Romero. Dietista-Nutricionista y Maestra

CUÁNDO : Sábado 27 de enero de 2024, de 8:30h a 14:30h

DÓNDE : Civivox Iturrama C/ Esquiroz nº24, 31007 PAMPLONA.

PARA QUIÉN: Dietistas-Nutricionistas colegiados del Colegio Oficial de Navarra CODINNA-NADNEO, colegiadas de otros Colegios profesionales. miembros de la Academia española de Nutrición y cualquier Dietistas-Nutricionista no perteneciente a estas entidades.

Para más información e inscripción, puedes hacerlo aquí 

 

Programa 1

Programa 2

 

 

Martes, 02 Enero 2024 16:48

Apología de la pausa en año nuevo

El nuevo año ha irrumpido en mi vida con una sutileza inesperada, tan sigiloso, tan trivial. Atragantándome a golpe de uvas me preguntaba ¿y ya está, otro año más? Igual sigo pensando que todo va demasiado rápido, y me resisto a ello. Me paso la vida saboreando con pasión y con demora lo vivido. Como un buen vino que tomo una noche, y me levanto al día siguiente pensando en él y relamiéndome aún. Me jode llevarlo al contenedor de vidrio y dar por terminada la velada. Como un viaje que termina, pero del que en realidad, aún no he vuelto.

Escuchaba hace un tiempo a un escritor que el triunfo es la urgencia, la precipitación, la prisa. Por eso, defender la lentitud, reivindicar la pausa, hacer apología de lo quieto, es una insurrección, una sublevación, incluso una sospecha, pues en definitiva la vida se concreta mejor en lo pequeño.

Yo no sé qué sería de mí sin viajar, sin llevar la cámara colgada, perderme entre mercados y conversar apasionadamente con desconocidos, sin el esfuerzo de llegar a lo alto de una montaña y contemplar el vacío, sin la alquimia de una cocina y el acto de generosidad que supone sentarse a una mesa, sin la terapia de una sala oscura de cine y la charla con vino que le sigue después con alguien que también comparte esa pasión extinta, sin el deleite de conversar en francés y que por años que pasen siga emocionándome por ello, sin correr por el río escuchando música electrónica e imaginarme, por ejemplo, de fiesta en Berlín… y sin las personas que rodean tales pasiones, gracias a las cuales, se construye mi vida.

Sea como fuere, y sin la menor pretensión de lanzar propósitos de nuevo año, me gustará pensar que en este 2024 seguiremos reivindicando la pausa, sublevándonos ante la urgencia. Estoy convencida que ello nos llevará a tomar mejores decisiones, a disfrutar de una manera más sana y a captar los matices, lo pequeño, donde se encuentra la verdadera esencia. 

En unos días vuelvo a consulta, de momento, sigo saboreando los restos de la cena de nochevieja. También en unos días empezaremos realmente el nuevo año, cuando ya los regalos se hayan abierto, los contenedores de basura se colapsen de envoltorios apenas utilizados y el roscón se haya degustado (con cierto remordimiento, a las alturas del calendario que nos encontramos). Ése será el pistoletazo de salida para empezar cuanto antes la dieta (perdón, empezar a cuidarse), el gimnasio, el crossfit o el entrenamiento funcional, para los contemporáneos, y retomar el hábito de comer verdura en formato exprés, que no hay tiempo que perder. Porque como dijo aquél, yo la teoría me la sé.

Ojalá que no. Me gustará pensar que no. 

 

 

Jueves, 21 Diciembre 2023 13:31

Recetario navideño 2023

Aquí un recetario navideño para sobrevivir en estos tiempos acelerados, donde lo urgente quita tiempo para lo importante. 

Date permiso para disfrutar, probar, para tener curiosidad y conocer qué es lo que te hace sentir bien.

Date permiso para comer lo que te gusta.
Prueba a sumergirte en la alquimia de una cocina, ponerte música y liberarte.

Y que la navidad transcurra a otro tempo más calmado.

¡Descárgalo cuando quieras! 

Miércoles, 11 Octubre 2023 13:46

Receta de pan de plátano (oda a la montaña)

Esta receta que escribo hoy es para mí un clásico cuando voy a la montaña, pero también cuando me apetece alguna textura tipo bizcocho no muy dulce. Puede servirme como sustento de una comida campestre, para una merienda con café de especialidad rico, o por qué no, cuando los plátanos están en una situación crítica... ¡no los tires! Hazte un pan de plátano. 

Es una comida muy nutritiva, sobre todo rica en proteínas (huevo y avena), pero también en energía (avena, plátano y dátiles). El dulce es natural, sí, pero eso no quiere decir que por ello se pueda comer en cantidades mayores.

Ojo con esto, y con la TRAMPA de los DULCES SALUDABLES. 

Es por ello que recomiendo una vez lo cocines, lo trocees y lo congeles, para poder disfrutarlo cada cierto tiempo, y de esta manera, no alejarnos del equilibrio siempre tan necesario

Planificar la comida para hacer montaña es un factor fundamental, no solamente por su función nutricional, que es evidente, sino también por el factor motivacional que aporta. Y más cuando se trata de ascensiones de varios días y el peso lo vas a cargar a la espalda.

Hay infinidad de opciones, cada persona además tiene sus preferencias. Asumiendo una buena hidratación continua, yo personalmente prefiero hacer pequeñas ingestas durante el camino a modo de picoteo, pero muy ligeras. Y la comida más importante es la cena, que se hace bastante temprano (en el refugio se duerme pronto y es un gustazo cenar a las 19h).

Algunas ideas para acompañar el PAN DE PLÁTANO a lo largo del día, en una jornada de montaña: 

  • Plátanos
  • Tomates cherry
  • Dátiles Medjool y albaricoques deshidratados
  • Frutos secos variados
  • Huevos cocidos
  • PAN DE PLÁTANO

WhatsApp Image 2023 10 11 at 13.45.06

 

Y aunque el desnivel que está por venir sabes que será duro, y que aún quedan muchos km hasta llegar a la cumbre, cada vez que paras y le das un mordisco a cualquiera de las cosas ricas que llevas, te dan ganas de pegar saltos y reírte de ti misma. 

Porque estar allí arriba en la montaña, de verdad da muchos motivos para sentirse llena de vida

Vamos con la receta del PAN DE PLÁTANO:

INGREDIENTES

  • 2 plátanos maduros (es un buen momento para hacer cocina de aprovechamiento y NO TIRAR NUNCA UN PLÁTANO)
  • 4 huevos camperos o ecológicos
  • 120g copos de avena integral
  • 4 dátiles naturales
  • 1/2 sobre de levadura en polvo
  • Semillas variadas
  • Canela (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra para engrasar el molde

ELABORACIÓN

  • Batir los huevos en un bol. Trocear los plátanos e incorporar al bol. Chafarlos con un tenedor hasta que estén completamente desechos. 
  • Incorprar la avena y la levadura. Mover con cuidado e integrar todos los ingredientes. 
  • Picar los dátiles muy finos (retirándoles el hueso) y añadir a la mezcla anterior, junto con un buen puñado de semillas. 
  • Añade un toque de canela si te gusta el sabor. 
  • Engrasar un molde rectangular con aceite de oliva virgen y verter la mezcla. 
  • Precalentar el horno 10 minutos y posteriormente hornear el pan de plátano a 180-200 grados (en función de la potencia del horno) durante 30-40 minutos. Pincha con un tenedor para asegurarte de que sale limpio y por tanto está cocinado. 

IMPORTANTE:

  • Tanto el tiempo como la temperatura son variables en función del tipo de horno
  • Si no vas a consumirlo en 1-2 días, es preferible que lo cortes en rebanadas gruesas y lo metas en un tupper hermético en el congelador. Su textura no se altera y de esta manera puedes irlo comiendo de a poco. 

 

Et voilà!

 WhatsApp Image 2023 10 11 at 13.45.06 2WhatsApp Image 2023 10 11 at 13.45.07

  

 

 

 

Sábado, 30 Septiembre 2023 12:59

Trátate bien (Crónica breve de una carrera)

Y cuando ya sólo faltaban 2km, las sensaciones dejaron de ser buenas y dejé de disfrutar, pese a ir a buen ritmo. Pensé que quizás había merendado demasiado tarde, o no había bebido lo suficiente. El calor era insoportable a las 22h30 en una ciudad que se rendía ante miles de corredores.

«Mérito tenéis», gritaba una señora. Y qué razón tenía.

Lo cierto es que de repente sentí ganas de parar.

Para mí correr supone disfrutar por el mero hecho de desplazar mi cuerpo a gran velocidad. Es abstraerme y centrarme en la zancada, en el latido del corazón, en el sonido de la respiración. Nunca he sentido la obligación de hacerlo y si eso ocurriese, lo dejaría sin pensarlo y me buscaría otro plan.

Pero entonces recordé esos años (hace ya tantos...) en los que mi entrenador y mis compañeros de equipo suponían, sin yo saberlo por aquellos entonces, una base de aprendizaje para el resto de mi vida.

Y al final sacas fuerzas que no sabías que aún quedaban y llegas por fin a la meta, mejor o peor, pero llegas, y te sientes bien. Es esa sensación tan agradable de cuerpo agotado tras el esfuerzo.
Y celebras el festival de adrenalina y endorfinas que recorre tu cuerpo. Y te abrazas a tus amigos, y te ríes, y les das las gracias por estar, porque te das cuenta que son estos pequeños ratitos, los que le dan el sentido a esto de vivir. 

WhatsApp Image 2023 09 30 at 12.54.44 1

 

En consulta, l@s pacientes que me conocéis lo sabéis, dedicamos mucho tiempo de las sesiones a encajar el ejercicio dentro de la vida cotidiana. Moverse no es una opción, pero sí lo es elegir aquel movimiento que te haga disfrutar, sentirte bien.

Te sugiero que no centres el foco de tus objetivos en la grasa que tienes/quieres perder o el músculo que vas a ganar, etc...
O sí, haz lo que quieras, obviamente.

Pero piensa al menos en tratar tu cuerpo lo mejor que puedas, en darle a diario movimiento, placer y buenos alimentos.

Es lo mejor y más preciado que tienes en tu vida, a ti. Trátate bien.

WhatsApp Image 2023 09 30 at 12.54.44

 

 

Insatisfacción corporal, presión social y salud. La paradoja actual en una era feminista.

Eres alta y tienes suerte de estar delgada, si caminaras erguida y te arreglaras un poco…

Extirparse la carne es renunciar a la existencia, de que si no hay cuerpo no hay nada, de que todo lo que no se pare a sentir, a aceptar y a recordar en su cabeza, saldrá de alguna manera somatizado a través de los poros de su piel

Rosario Villajos, La educación física (2023).

Tenía ganas de retomar el BLOG con un tema que me atañe directamente como MUJER y como nutricionista, y en cuya investigación ando inmersa desde hace un tiempo.

Hablar de feminismo en la actualidad quizás ya no sea un tema relegado a los márgenes, o no tanto, pero El mito de la belleza que Naomi Wolf escribió en 1992 sigue estando por desgracia muy vigente. Nuestra insatisfacción corporal acapara y consume nuestra energía mental y física y nos sigue robando el sentido por el que levantarnos cada mañana. Pero lo peor es que lo sabemos, y además de insatisfacción, ahora también sentimos culpa porque no somos todo lo feministas que deberíamos ser.

En la actualidad, la belleza está severamente definida según criterios de sexo, edad, color de piel y tamaño corporal. Todo lo que se salga de ese estrecho rango es relegado a los márgenes, allí donde coexisten la discriminación y el sufrimiento. No es de extrañar que se acometan intentos desesperados de modificación del cuerpo para conseguir acercarse al patrón y dejar de pertenecer por fin al bando de los perdedores. El mercado de la estética en sus diferentes vertientes (farmacéutica, médico-quirúrgica..) mientras tanto asiste y pone la mano, a través de la falacia de la salud.

¿Sigue nuestra autoestima dependiendo de la validación externa?

¿Seguimos necesitando agradar (sobre todo a los hombres)? ¿Y sonreír (sobre todo a los hombres?

Idealización

Las mujeres se ganan su presencia en los cuentos gustando (...) a excepción de la villana, que es fea porque es malvada, o viceversa. Una chica gorda, vieja o con zapato plano sería en todo caso la caricatura cuya clave de humor consiste en representar a una mujer poco representativa de mujer.

 Mantén la línea. No pierdas la forma. ¡Mantente en forma! Contente. Coge la goma y borra eso. Recorta por la línea de puntos, dobla las pestañas de papel y listo; ya tienes la muñequita de mujer.  

 Raquel Manchado en su prólogo de El mito de la belleza (Naomi Wolf, 2ª ed. 2020)

 

¿A dónde va el amor cuando la belleza desaparece?

 

Violencia estética

 

Existe además una preocupación desproporcionada y desajustada en relación a los potenciales riesgos de salud asociados a la obesidad, que no se da ni siquiera en los debates sobre alcoholismo o tabaquismo.

Salud o peso

 

Y ojo, esto no quiere decir que no los haya. Pero es importante además tener en cuenta que la preocupación por el peso aniquila también nuestra autoestima.

 

Salud y gordura

 

Gran parte de la crítica feminista a la belleza solamente ha dejado a las mujeres confundidas sobre qué es una opción saludable. Como mujer de mediana edad que está ganando más peso que nunca, quiero perder kilos sin generar cierto autodesprecio sexista de mi cuerpo al hacerlo. 

bell Hooks, El feminismo es para todo el mundo. 

Quiérete pero cómo

 

Belleza, alimento y disfrute.

Privarse de comer se considera positivo en la mujer. El modelo de feminidad madura y de éxito somete al cuerpo a una vida de privación y sacrificio. El hambre reduce y controla el foco de interés de una mente que se ha dejado llevar.

El mito de la belleza (Naomi Wolf, 2ª ed. 2020)

Leía una publicación de la psicóloga Laura Hernangómez que me resultó muy útil en conversaciones que comparto con mis pacientes en torno a la relación con la comida y los trastornos alimentarios.

¿Disfrutar puede ser insano? Lo cierto habría que preguntarse realmente ¿por qué se busca el disfrute? ¿Es una evasión? Dice ella:

  • Si dependo sólo de un recurso para sentirme bien y es lo único con lo que sé cuidarme, es posible que sea insano.
  • Si lo hago desde la motivación negativa de evitar, olvidarme, anestesiarme, llenar vacíos, tiene más riesgo de ser insano.
  • Si hago que mi valoración como persona dependa de ello, puedo convertir en insano lo que podría ser sano.

 

En ese sentido, siempre recuerdo a la profesora de filosofía Maite Larrauri (Filosofía para profanos) en su reflexión sobre el placer y la mesura:

Preferimos la prohibición y el permiso, a la moderación que nace de unos límites puestos por uno mismo. Preferimos que se nos diga que está prohibido beber, antes que se deje a nuestra iniciativa saber cuánto y cuándo. La moderación es fruto de la reflexión y del conocimiento de uno mismo: cada estómago tiene una medida.

Pienso que la religión en una sociedad aún dependiente de su legado, sigue siendo el eje que modula y enjuicia nuestro disfrute. Falta mucha pedagogía y un largo camino por recorrer en torno al placer y al disfrute, que nos permita un equilibrio (esto es a lo que Laura se referiría como sano) y nos aleje de la culpa.

Nos acercamos al placer con el temor de sentir el veneno del descontrol, y nos alejamos espantados, ayunándolo, hasta el siguiente atracón.

 

Carne, es un cortometraje de animación brasileño (2019), dirigido por Camila Kater.

Una mirada feminista a la imagen del cuerpo de la mujer, a sus diferentes etapas y a los tabúes sociales. 5 capítulos que describen las etapas vitales de la mujer, y la narración en primera persona de cómo la experimentan. Un material de una sensibilidad y realismo que deja perpleja.

Se puede ver completo en Filmin. Aquí algunos fragmentos de sus capítulos:

 Pienso que ninguna mujer vive en su propio cuerpo. Yo siempre fui una niña gorda, pero eso no fue ningún problema en la escuela.

Pero tenía en casa a mi madre diciendo que yo era su fracaso como nutricionista.

En casa descubrí que mi peso era un problema. Nuestra alimentación siempre fue muy rigurosa. Cerrar armarios para que yo no pudiera acceder a la comida, sólo a la que ella creía que debía comer.

Pienso que las personas cuando ven un cuerpo gordo, lo ven como un cuerpo transitorio. Para mi madre yo no era gorda, yo estaba gorda.

---

(…) Pero no es fácil ser un cuerpo.

(…) Y ahora, la vejez que estoy viviendo no es así. No siento terror ante ella. Los hombres piensan que cuando las mujeres entran en la menopausia dejan de ser mujer. Es una deformación profunda.

Después de esa lucha contra el cuerpo, me siento bien dentro de él hoy, con 79 años. Sigue siendo un cuerpo que necesito transformar, de otras maneras. Y en ese sentido, intento ser dueña de mi cuerpo.

---

Mi cuerpo siempre se pone en tela de juicio, al tener muslos gruesos, culo grande y ser negra, automáticamente ya es un cuerpo sensual.

Existe una palabra para eso, la hipersexualización de la negra. Tanto me preguntan si me gusta el Funky como si soy de una escuela de samba.

 

Apunta bell hooks que criticar sin ofrecer alternativa es una intervención incompleta, la crítica por sí sola no conduce al cambio. Y estoy muy de acuerdo, más aún en una época donde el flujo de información es abrumador. Es por ello que más que una crítica, la intención de este texto es recopilar conocimientos, ordenar ideas y continuar con un trabajo de visibilización imprescindible, en mi caso, a través de la nutrición. 

En algún momento previo a esto que escribo, hubo mujeres que me inspiraron con sus ideas y sus creaciones. Los fragmentos que cito textualmente me han permitido ampliar y conectar reflexiones. 

Lógicamente todas ellas están citadas de manera que puedan reconocerse y acceder a su obra, y continuar así ampliando una red de conocimiento en un tema medular en la época que vivimos.

 Agradecida de aprender. 

 

 

Página 1 de 11

Este sitio usa Cookies de seguimiento para poder recolectar estadísticas anónimas de nuestros visitantes por parte de Google Analytics. ¿Desea permitirlo?