cabecerablog

Martes, 29 Agosto 2017 11:01

NUTRIMENTE, tercera temporada.

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Lo confieso, no muero por las redes sociales. Y últimamente he dedicado escaso margen vital a ellas (por imposibilidad para multiplicarme), haciendo caso omiso de las advertencias de la gente que te quiere: “¡¡Estrella, hay que estar al día!!”.

Déjenme explicarme. Intentar ser mujer emprendedora en el siglo XXI, y procurar una vida basada en el placer hedónico de las letras, la gastrosofía y la montaña, parece a día de hoy un reto entre arcaico y naïf. Lo cierto es que a veces me resulta ciertamente agotador, no soy la mejor aspirante a Youtuber, ni Instagramer, y lo que es peor, no termino de encajar bien aquello del trending topic. Pero, ¿acaso no podemos vivir nuestro propio proceso creativo y original, sin ser tildados de mediocres tecnológicos?

Mi desconexión tecnológica de este verano ha sido de lo más productiva, se la recomiendo a todo el mundo. Además de todo lo que la montaña alpina puede ofrecer, me traigo conmigo la creatividad y el humor que últimamente andaban escasos. Y ha merecido la pena.

Y es que, damos comienzo a la tercera temporada de Nutrimente como proyecto profesional y personal. Es un lujo poder decirlo, después de haber tratado a cientos de pacientes, se puede empezar a hacer balance.  Sobra mencionar el esfuerzo y dedicación plena que son necesarios para que algo de esto tenga sentido, sobre todo cuando pretendes alejarte del convencionalismo, en lo que a mi profesión se refiere. Por ello, quiero explicar de forma algo más detallada, en qué consiste el trabajo que hacemos en la consulta cada día, a modo de preguntas y resuestas recurrentes que suelen aparecer:

Pero, ¿qué es eso de NUTRIMENTE?

NUTRIMENTE es una consulta de nutrición clínica, y escuela de alimentación al mismo tiempo. Es un lugar en el que una persona, sana o enferma, acude para mejorar su salud a través de un tratamiento dietoterápico, basado en la evidencia científica y la experiencia al respecto, y que se ajusta además a sus necesidades personales. Al mismo tiempo, cuando el programa se pone en marcha, el paciente va comprendiendo que se ha inscrito, sin saberlo, en una especie de escuelita intensiva de Nutrición, de la que sacar herramientas útiles para ser autosuficientes, y no solamente una recibir una dieta y pesarse.

Supongo que allí sólo van los que quieren perder peso, ¿no?

 Los Dietistas-Nutricionistas somos profesionales sanitarios especialistas en la nutrición y alimentación de las personas, nuestra misión profesional y deontológica es trabajar la salud, y no la estética. Menciono algunos de los casos habituales más que vemos en la consulta a diario:

  • Control de peso (sobrepeso, obesidad, bajo peso)
  • Asesoramiento nutricional en personas con peso saludable
  • Intolerancia a la lactosa, celiaquía, malabsorción de fructosa y sorbitol, síndrome del intestino irritable, enfermedad inflamatoria intestinal, diarreas, estreñimiento…
  • Diabetes, hipotiroidismo, hipertensión, hiperuricemia, dislipemias, anemias…
  • Enfermedades autoinmunes: tiroiditis de Hashimoto, artritis reumatoide, lupus, psoriasis…
  • Alimentación en el entrenamiento deportivo
  • Alimentación en el embarazo y lactancia
  • Alimentación en la peri y post menopausia
  • Alimentación infantil y adolescente
  • Alimentación vegetariana y vegana

¿Y qué hay de los resultados?

Es importante comprender que la predisposición al cambio y el rol activo (y no pasivo) que ofrezca el paciente, son fundamentales para conseguir el éxito del tratamiento. No obstante, es evidente que un acertado diagnóstico y tratamiento nutricionales por parte del Dietista-Nutricionista, es clave para conseguir el éxito del paciente.

En nuestro caso, la prueba es que seguimos aquí por tercera temporada, y la agenda mensual se completa con rapidez con pacientes que vienen recomendados a su vez por antiguos pacientes, médicos y centros de referencia que confían en el trabajo de NUTRIMENTE.

Una de las señas de identidad del trabajo que hacemos en NUTRIMENTE, es el efecto a largo plazo que produce el tratamiento. En este proceso complejo de cambio, son los propios pacientes, una vez se les ha dado el alta, los que continúan por sí mismos haciendo progresos, aplicando todo lo aprendido durante las sesiones. Nuestro objetivo no es “retener” al paciente el mayor tiempo posible en consulta, sino realizar un primer abordaje terapéutico, donde te acompañamos y guiamos durante un espacio de tiempo en tu vida, hasta que finalmente seas tú quien continúe aplicando este aprendizaje, de manera independiente.

 

Visto 449 veces
Más en esta categoría: « Estas navidades... regala nutrición

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Este sitio usa Cookies de seguimiento para poder recolectar estadísticas anónimas de nuestros visitantes por parte de Google Analytics. ¿Desea permitirlo?