cabecerablog

Se me hace la boca agua pensando lo que voy a comer cuando llegue a mi casa. Siento una pasión inexplicable hacia la remolacha, y digo inexplicable, porque normalmente suele ejercer un efecto importante en lo más recóndito de mis tripas, a veces imprevisto. Es uno de esos alimentos prebióticos naturales, como las alcachofas, espárragos, puerros o achicoria, que refuerzan tu microbiota intestinal…
Sólo por revolcarme en la frivolidad. Ayer fui testigo oyente de la merienda -especialidad de la casa- de una cafetería: batido de helado, con donut encima, nata montada y galletitas troceadas en la siguiente capa, adornando. Tras el impacto, pensé dos cosas: qué cansada me siento ya, a estas alturas de junio… pero también, pensé en hacer el bien de alguna manera, y…
¿Crees que tus hijos/as se alimentan bien? Según el pediatra Carlos Casabona, en su artículo ¿Por qué tu hijo come peor de lo que piensas?, en las últimas décadas se han producido grandes cambios sociológicos y tecnológicos, que han modificado nuestra manera de vivir. Los niños han recibido de pleno el impacto de estos cambios y está en peligro la sostenibilidad del sistema…
Para despedir el frío invierno y dar la bienvenida a la primavera, que por cierto ya nos vamos mereciendo... nos permitimos una última cata de bizcocho integral de algarroba, con alimentos propios de la temporada que se nos va, para dar paso a las fresas, las cerezas, los espárragos... La algarroba fue un alimento que sacó de la hambruna en la Guerra Civil…

Este sitio usa Cookies de seguimiento para poder recolectar estadísticas anónimas de nuestros visitantes por parte de Google Analytics. ¿Desea permitirlo?